Curiosidades Mascotas, Perros

Repelentes naturales, un aliado seguro contra los mosquitos e insectos

Las altas temperaturas que se esperan para el verano meterológico, junio, julio y agosto, son el ambiente más propicio para la proliferación de pulgas, garrapatas y mosquitos, causantes de enfermedades como la leishmaniosis. Esta enfermedad zoonósica la transmiten los flebotomos, que actúan como vectores y que proliferan gracias a las altas temperaturas.

La leishmaniosis canina es una enfermedad endémica en el sur de Europa, cuya prevalencia de infección puede alcanzar hasta un 60% de las poblaciones expuestas, lo cual puede suponer varios millones de perros.

Se trata de una enfermedad causada por un parásito microscópico (protozoo) que se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado, llamado flebotomo, cuyas hembras necesitan ingerir sangre de mamíferos o aves para realizar sus puestas de huevos.

Los mosquitos transmisores son de unos 2,5 milímetros de color gris cuya mayor actividad se produce desde poco antes del anochecer hasta la medianoche.

Leishmaniosis

La cuenca mediterránea es endémica no solo para la leishmaniosis humana, sino también para la canina. Los perros principalmente, pero también gatos, roedores, así como liebres y conejos son sus principales reservorios, como vimos en el mayor brote de Europa de leishmaniosis humana, que se produjo en 2009 en Fuenlabrada a causa de la infección masiva de conejos.

Por ello, es necesario tenerla presente en el cuidado de nuestras mascotas, sobre todo en la época de mayor actividad de este mosquito (de junio a octubre), acudiendo a su veterinario si muestra síntomas de enfermedad, manteniéndolas protegidas de las picaduras de estos mosquitos mediante repelentes, collares, pipetas, evitando las zonas de mayor incidencia y las horas de mayor actividad, y atendiendo a las indicaciones veterinarias para su vigilancia y prevención.

Entre las recomendaciones, se encuentra lavar con champú de forma frecuente para luchar contras las plagas que pueden ocultarse en el pelaje de las mascotas, pelaje que conviene cepillar y revisar, al igual que las almohadillas de las patas.

Hay que recordar que los mosquitos están activos a primera hora de la mañana y de la noche, por lo que si evitamos evitando esas horas estaríamos minimizando el riesgo. También es muy recomendable cambiar el agua de los bebederos de forma frecuente y no dejar agua estancada en macetas, piletas o zonas próximas a mangueras y desagües.

STOP BITES nuestro repelente natural

Si hablamos de champús y lociones, la línea PSH Home Groomers dispone de STOP BITES, que proporciona protección frente a parásitos externos gracias a las propiedades repelentes del aceite de andiroba y la corteza de limón.

Se trata de un excelente repelente natural que, además, incorpora propiedades hidratantes, emolientes y relajantes. STOP BITES consigue un efecto repelente aumentado gracias al extracto de corteza de limón. Además, no es biocida y, por tanto, no tiene efecto acumulativo en la piel.

“Se trata de un champú muy agradable que, a diferencia de otros tipos de repelentes que huelen muy fuerte, huele a pera y además tiene un efecto hidratante y no deja el pelo graso”, explica Anna Gómez, asesora técnica de PSH Pet Skin Healthcare.

Activos

Los activos de STOP BITES son extracto de corteza de limón, aceite de andiroba y pantenol. Además, no contiene khaton, parabenos ni silicona e incorpora un perfume hipoalergénico.

PSH Pet Skin Healthcare recuerda que el uso de STOP BITES no sustituye elementos antiparasitarios como pipetas y collares. Y por supuesto ante cualquier signo de preocupación, lo primero es acudir a un veterinario. Debemos recordar que los meses críticos son los meses de calor, los que van de mayo a septiembre, meses en los que debemos redoblar nuestra atención y tener a mano todas las herramientas disponibles para mantener a raya a los insectos.

Anna Gómez subraya que la champuterapia que representa PSH es beneficiosa para el organismo, por lo que los baños con el champú STOP BITES pueden realizarse de forma frecuente. Respecto al uso de la loción de STOP BITES, Gómez recomienda utilizarla “antes y después de salir a pasear porque es un repelente natural, que no es tóxico, y ,por tanto, puede usarse sin ningún tipo de problema”.

Como vemos, los meses de primavera y de verano requieren de nuestra atención porque las altas temperaturas son el caldo de cultivo necesario para la eclosión de mosquitos, garrapatas, pulgas y otros insectos que, además de molestias para nuestras mascotas, pueden ocasionar riesgos mayores. La buena noticia es que disponemos de la información, de los profesionales veterinarios y de los productos necesarios para que nuestras mascotas disfruten del campo y del verano sin mayores complicaciones gracias a unas rutinas al alcance de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *