Curiosidades Mascotas, Formación

CBD, el cosmético de moda entre las mascotas

El cannabidiol (CBD) es un compuesto químico presente en la planta de cannabis sativa que aporta múltiples beneficios a la piel gracias a sus efectos hidratante, regenerante y revitalizante. El CBD posee un enorme poder hidratante, ya que contiene hasta 14 veces más ácidos grasos que el aceite de oliva. El CBD contiene ácidos grasos Omega 3 y 6, oligoelementos (hierro, calcio, magnesio, potasio y fósforo) y vitaminas A, B, C y E. 

El cannabidiol apenas tiene un 0,2% de THC (tetrahidrocannabinol), la sustancia que produce un efecto psicotrópico o psicoactivo.  Desde noviembre de 2020 está autorizada la comercialización de productos cosméticos con cannabidiol en Europa.

El aceite de cáñamo, que se obtiene de la semilla del arbusto del cáñamo, es de color verde y se utiliza en formulaciones dermocosméticas para dotar de elasticidad y revitalizar el cabello. Además, el aceite de cáñamo es un regulador de sebo natural que permite eliminar el picor y combatir la sequedad. 

¿Por qué está de moda?

Desde su autorización en cosmética, el CBD está experimentando un gran auge. Infinidad de laboratorios han incluido en su porfolio champús, acondicionadores, cremas, contornos de ojos, sérums, etc. con este activo que aporta múltiples beneficios gracias a sus propiedades hidratantes, antioxidantes, regenerantes y calmantes. Además, está indicado para diferentes afecciones tópicas como la dermatitis atópica, el prurito o la psoriasis. Su aplicación también reduce las rojeces y aporta un brillo natural al manto gracias a su gran capacidad hidratante.

Las marcas cosméticas para perros han incluido el aceite de cannabidiol en sus formulaciones de champús y acondicionadores porque aporta un brillo intenso y realza el color del manto. El CBD se suele presentar en formulaciones conjuntas con otros activos para redoblar su capacidad nutritiva e hidratante

Beneficios CBD

Las semillas de cáñamo son ricas en dos ácidos grasos esenciales: omega-3 y omega-6, que contribuyen a calmar y suavizar la piel. Está especialmente indicado en casos de pelajes necesitados de mucha hidratación y suavidad. Unos efectos que pueden potenciarse gracias a la combinación del cannabidiol con otros activos.

Es el caso de PSH Pet Skin Healthcare, que ha lanzado Premium Herbal Fusion, una gama que permite tratar el manto del perro nutriendo en profundidad y aportando vitalidad y brillo gracias al aceite de cannabidiol que se combina con la biotina y el hidrolizado de proteínas de levadura.

Premium Herbal Fusion contiene aminoácidos, oligoelementos y antioxidantes que regulan la seborrea grasa y tiene un efecto hidratante que ayudan a mantener el cabello sano y fuerte, previene la caída del cabello y la irritación del cuero cabelludo. Además, la fórmula está reforzada con activos altamente acondicionadores como la levadura hidrolizada y un complejo vitamínico B para asegurar la humectación y cuidado de la piel.

Uso como medicamento prohibido

La Federación de Veterinarios de Europa (FEV) emitió un comunicado hace unos meses pronunciándose sobre el uso del cannabis en veterinaria recordando que “hasta ahora, ningún producto derivado del cannabis ha sido autorizado como medicamento veterinario en Europa. Algunos son, sin embargo, registrados como homeopáticos en la legislación sobre medicamentos veterinarios”.

La Federación Europea de Veterinarios alertaba de un aumento de casos de cuadros clínicos de toxicidad en animales, pero también un mayor interés entre clientes en el uso terapéutico de estos productos para sus animales de compañía a raíz del aumento internacional del uso de cannabis y productos derivados en países de América del Norte y de Europa.

La FEV reconocía que los cannabinoides como el CBD son productos terapéuticos prometedores para, por ejemplo, tratar el dolor de la osteoartritis, problemas inflamatorios, trastornos inmunomediados, epilepsia y otros tratamientos del dolor. No obstante, la evidencia científica disponible en torno al uso en animales es actualmente limitada. En este sentido, la mayoría de los pocos estudios clínicos que existen son anecdóticos o se basan en informes de casos, señala la FEV.

Entre las principales recomendaciones de la asociación, se encuentra el promover estudios para investigar el valor terapéutico potencial y la seguridad de los productos derivados del cannabis para animales de compañía (incluidos caballos). Además, incluyen entre las propuestas la realización de ensayos clínicos bien controlados y búsqueda de la autorización nacional o de la Unión Europea. “Se debe promover a los fabricantes de productos derivados del cannabis, de modo que se puedan poner a disposición productos de alta calidad, de conocida seguridad y eficacia, para veterinarios y sus pacientes”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.